domingo, diciembre 03, 2006

¿Se deben respetar las demás costumbres?



Antes de exponer mis opiniones sobre lo que se cuestiona en el titulo, mencionar que las costumbres parecen o son buenas o malas dependiendo de la cultura o pais en las que se realicen por lo tanto no se puede dar una opinion estable sobre este tema.
Verdaderamente yo estoy de acuerdo en respetar las demás costumbres mientras que estas mismas no alteren ni agredan la moral o la vida cotidiana de aquellas que no la siguen. Este tipo de cuestion se lleva a cabo actualmente en la sociedad en la que vivimos todos. Diferentes religiones y culturas convivimos juntos y se juntan costumbres que pueden ser muy adversas. ¿Debemos respetarlas mutuamente?. En mi opinion, por supuesto. Si queremos llegar a desarrollarnos moralmente nos tenemos que respetar, pero como ya he comentado antes, no se deben agredir estas costumbres unas a otras, así como imponer dichas costumbres en otros. Costumbres religiosas principalmente hacen crear mas disputas entre culturas. Las costumbres que llevan las religiones, musulmanes, cristianos, etc.
Tambien hay costumbres que dan a pensar en respetarlas mucho, incluso siendo de tu propio país, como son los tradicionales toros. Algo tan neardental como matar a un toro por pura diversion y vemos como algo asqueroso costumbres de otros paises y culturas que son mucho menos animales y tercermundistas. En resumen, quiero decir que si, hay que respetar las diferentes culturas y que respeten las tuyas.
Quiero exponer una serie de costumbres para dar más razón a mi opinión:
- Matar a un toro por pura diversión.
- Atar fuertemente a un hombre a una cruz y llevarle en procesión.
- Degollar a un ganso tensando una cuerda.
Hay personas que no podran comprender la comparación de matar toros gratuitamente con otras costumbres que según dichas personas son más inmorales.
Opinen ustedes mismos.

3 comentarios:

Salvador dijo...

Has dado una visión muy acertada sobre las distintas costumbres o tradiciones, y tu opinión al respecto, creo que peca de demasiada tolerancia, pues contra las costumbres que atentan contra cualquier sensibilidad, habría que ser más activos a la hora de intentar suprimirlas. La fiesta taurina, por ejemplo.

Enrique P. Mesa García dijo...

Pues de cauerdo con D. Salvador sobre el tema de la excesiva tolerancia. ¿NO se podría acabar admitiendo cualquier cosa bajo ese lema?

Adrián dijo...

Estoy de acuerdo con ustedes, pero queria comentarle a Don Enrique que no queria llegar a la conclusión de que pensara usted o cualquier otra persona el acabar admitiendo cualquier cosa como se ha dado a entender en mi razonamiento.